OSCARS 2019

«Si estáis en casa, sentados en el sofá, viendo esto ahora mismo, todo lo que tengo que decir es que esto es trabajo duro. He trabajado duro durante mucho tiempo. No se trata de ganar, sino de no rendirse. Si tienes un sueño, lucha por él, con disciplina y con pasión. No importa cuántas veces te rechazan y te caes, sino cuántas veces te levantas, y eres valiente y sigues adelante».

Este fue el discurso de Lady Gaga al recibir el Oscar a la mejor canción.

Acostumbrados a verla con vestidos hechos con filetes de carne o los looks más extravagantes imaginables, ayer encontrábamos a una mujer con el diamante amarillo más grande que podáis imaginar, no obstante, ella brilló aún por encima.

No se trata de ganar, sino de no rendirse. Si nos rendimos, morimos. No hay nada más allá de la rendición, ese sí que es el verdadero letrero de FIN al final de cada película.

Debemos ser valientes y luchar por todo aquello que a nosotros nos hace realmente felices, por aquellas cosas que nos permiten levantarnos de la cama cada día. No basta con decir «quiero ser astronauta», si no me preparo para ello nunca conseguiré serlo. Y aún preparándome, todos los días tendré que trabajar por ello, por conseguir mi sueño. Y lo mejor de todo es que puedo ser astronauta, pero también puedo ser escritora.

A Lady Gaga le dijo un ex novio que no podría ganar un grammy en su vida, a mí mi madre me dijo que jamás me daría de comer un post de un blog. Y aquí estoy, señores, viviendo de mis letras. Pero esa «anécdota» quiero dejarla para otro día, hoy es un día de felicidad absoluta, de estar felices por Lady Gaga y por todos los ganadores de los Oscars 2019, porque gracias a su valentía, a todo su trabajo y su tesón ayer estuvieron en una gala en la que la emoción salía por los poros de cada nominado.

Os puse deberes el viernes, espero que los hayáis hecho, quiero ayudaros a salir adelante de verdad, llevo todo el fin de semana viendo negatividad y casos de frustración a mi alrededor, pero lo peor es que en todos ellos ninguna de las personas que los contaban o mostraban se daban cuenta de lo que se estaban haciendo realmente a sí mismos. Para ellos toda la culpa era de los demás y ellos no tenían ningún tipo de responsabilidad.

Por favor, no seáis como ellos porque no haréis más que atraer negatividad y problemas a vuestras vidas. Debéis ser como Lady Gaga y trabajar por lo que tanto amáis, luchar por llegar hasta donde ella ha llegado, ya sean los Oscars, los Grammy o al espacio en vuestra nave espacial.

Yo voy a luchar por llevar el diamante amarillo de la señorita Gaga a mi próxima cena de amigos del sábado. Creo que quizás debería avisar de mi outfit a mis acompañantes para que puedan estar a la altura de tal diamante llevando un diamante amarillo.

Hay personas que trabajan toda la vida para conseguir aquello que tanto merecen, pero al final lo hacen, consiguen lo que quieren y lo que les hace felices. Y eso es lo que vosotros debéis conseguir y alcanzar.

Y sólo os he puesto a Lady Gaga de ejemplo, pero podemos hablar del mismo Freddy Mercury. Él deseaba que la homosexualidad se viera como algo natural y años después lo estamos consiguiendo, gracias a Dios cada vez es más extraño ir por la calle y que te apedreen únicamente por ser homosexual. En Madrid lo raro es no encontrarse todo tipo de parejas por la calle incluso, algo realmente maravilloso.

Y así cientos y miles de casos que podría escribiros y enumeraros, pero sobre todo creo que lo más importante de todo es que nos quedemos con el mensaje y que luchemos todos y cada uno de nuestros días por lo que queremos, por llegar al punto en el que queremos estar y que cuando lo alcancemos demos GRACIAS, porque muchas veces se nos olvida y es igual de importante.

Así que yo hoy quiero darle GRACIAS a Lady Gaga por darnos un mensaje tan inspirador y quiero daros las GRACIAS a vosotros por estar a mi lado durante tanto tiempo y seguir aquí todos los días, leyéndome, aguantándome y queriendo formar parte de esta gran locura.

GRACIAS.

Deja un comentario