Nosce te impsum

NOSCE TE IPSUM = CONÓCETE A TI MISMO

El Santuario de Apolo de Delfos fue uno de los lugares más importantes de la época antigua, ya que una pitonisa sacerdotisa de Apolo adivinaba el futuro con tan sólo masticar unas hojas de laurel.

Cientos de personas iban a ese santuario todos los años para conocer su destino, el que aquella mujer les descifraba, pero pocos eran los valientes que hacían caso de una frase que se encontraba a la entrada del mismo: NOSCE TE IPSUM

Según decían, esa visita era para todo el que quisiera, pero la verdadera valentía se encontraba en aquellos que eran capaces de adivinar su propio futuro por ellos mismos mediante la introspección.

Adentrarnos en las profundidades de nuestro alma nos hará conocer nuestro futuro más cercano porque cuando nos conocemos a nosotros mismos de verdad nadie mejor que nosotros sabe qué nos depara la vida.

Y de eso os hablé el primer día precisamente, del proceso introspectivo que quiero que experimentéis junto a mí.

Existen dos tipos de personas en el mundo: aquellos que trabajan en sí mismos y quienes prefieren que los demás trabajen por ellos sin salir de su zona de confort.

¿De cuáles eres?

¿De cuáles te apetece formar parte?

Hay gente esperando a que fracases. Son personas que se han sentado en una butaca situada en su zona de confort y que se inflan a comer palomitas. Pero todas y cada una de esas palomitas lleva una palabra escrita: envidia, celos, tristeza, angustia, ansiedad, autocompasión, egoísmo, autodestrucción, etcétera.

En cambio hay otro tipo de personas que al principio han experimentado lo que se siente al estar en esa butaca, pero han decidido levantarse. Y esto es como cuando acaba la película y te levantas de la butaca del cine: te sacudes todas las palomitas de encima.

Quiero que descubráis la gran satisfacción que implica que seáis capaces de alegraros por las cosas buenas que le ocurren a la gente buena y trabajadora, que lo celebréis con ellos. Porque si sois capaces de ello es que habéis trabajado muy bien con vosotros mismos.

No todos tenemos las mismas oportunidades, pero precisamente las oportunidades que tienes tú pueden ser perfectas para ti y no para mí y viceversa. Otra cosa completamente diferente es que antepongas tu comodidad a determinadas oportunidades. Es lícito, pero si luego te excusas en ello es porque no has hecho introspección y no eres capaz de culparte a ti mismo de tus propios errores y problemas.

Ahora os voy a poner un ejemplo por el que probablemente todos hemos pasado.

«Pilar ha suspendido matemáticas. María ha suspendido inglés. Ambas van a recuperación, Pilar sigue suspensa, María aprueba.»

Lo que no te cuento de esto es que Pilar tiene otra asignatura suspensa, no se ha esforzado por aprobar y María tiene buenas notas en todas las asignaturas excepto en inglés, pero aunque ha podido aprobar con algo de ayuda, se ve que se ha esforzado durante muchísimo tiempo para pasar del primer suspenso a ese aprobado, ya sea un 5 o un 10.

En ese momento Pilar dice que María tiene enchufe, que ha copiado, que la tienen manía, etc…

Puede que todo eso sea real y que incluso pueda tener parte de injusticia, pero hay que preguntarse algo: ¿Pilar se ha esforzado lo suficiente como para aprobar?

Ahora cada uno puede sacar sus propias conclusiones, este supuesto caso tiene mis dos nombres (María Pilar) para que nadie se de por aludido, pero no quiero que os quedéis en este caso únicamente, sino que lo ampliéis a todos los casos de vuestra vida.

En eso consiste la introspección, en saber racionalizar todas las situaciones de tu vida y en asumir la responsabilidad que cada uno tenemos.

Así que hoy os voy a poner deberes y voy a dejar que os quedéis pensando hasta mañana en vuestra vida y en vuestro caso particular.

Puede ser aprobar una asignatura, que te den un trabajo, perder peso… cualquier cosa que consista en conseguir un objetivo.

Apuntadlo en una libreta y pensad en vuestro caso particular, mañana os daré técnicas para que podáis continuar y buscar soluciones de verdad.

Que disfrutéis de este soleado jueves.

Pilar

 

 

2 comentarios sobre “Nosce te impsum

  1. Pingback: Quiérete |

Deja un comentario