La fe en el poder de lo ajeno.

«Todas las oraciones, las que uno conoce y las que no entiende, están hechas de la misma fe. No la fe en uno mismo, sino la fe en todo lo demás. La fe en el poder de lo ajeno.»
La fe en el poder de lo ajeno, en todo lo que no seamos nosotros mismos.
No hay nada como la inseguridad en uno mismo. Siempre habrá algo o alguien que lo haga por nosotros.
Se nos enseña a creer en algo que no seamos nosotros mismos en vez de mostrarnos nuestra valía y a lo que podemos llegar por nuestro propio pie. No hay nada como dejar que algo o alguien lo haga por nosotros.
Para qué esforzarnos en creer en nosotros mismos pudiendo creer en otros.

2 comentarios sobre “La fe en el poder de lo ajeno.

  1. La fe en uno mismo puede tambalearse por muchos motivos, pero ese tambaleo casi siempre comparte una misma raíz:ese enemigo cercano pero inalcanzable que somos nosotros mismos

Deja un comentario