El miedo es como el frío: una vez que se ha sentido nunca se va del todo.

El miedo es como el frío: una vez que se ha sentido nunca se va del todo.

Pero al igual que puedes paliar el frío abrigándote y evitar que éste te perjudique, puedes afrontar esos miedos.

Y así, estos nunca llegarán a los huesos.

 

 

2 comentarios sobre “El miedo es como el frío: una vez que se ha sentido nunca se va del todo.

  1. El miedo lo llevamos pegado a la piel, va en nuestro ADN, es la garantía de nuestra supervivencia. Si sabemos gestionarlo, claro.

Deja un comentario