Alineación de planetas

Un día cualquiera. Una persona cualquiera.

Pero los planetas se alinean para hacerla feliz. De repente, consigue lo que tanto deseaba.

El Dios que sea ha decidido hacerte un poco feliz.

Te ha llamado, te ha escrito, le has visto… Conseguiste un trabajo, una entrevista, un ascenso… Superaste grandes impedimentos…

Mi profesora de historia de segundo de bachillerato nos escribió en el cuaderno de despedida que cuando deseas algo de verdad, los astros se alinean para que lo consigas.

No, no era eso exactamente. Escribió algo de Coelho: «si realmente quieres algo, el Universo conspira para que lo consigas».

Coelho y la generación de nuestros padres. Eso sí que es una incógnita.

Deséalo. Obtenlo.

Pide, cree, recibe.

Superación, o quizás destino. Quién sabe.

Deja un comentario