Una bala por Dios

Hoy es necesaria una fábula.

«Una bala por Dios»

Un domingo por la mañana en la Iglesia una cantidad de fieles de alrededor 2,000 personas estaba reunida y se sorprendieron de ver dos hombres entrar vestidos de la cabeza a los pies de negro y con armas.

Uno de los hombres dijo:

-«El que se atreva a recibir un tiro por Cristo quédese en el lugar que esta»,

Inmediatamente el coro se fue, y los diáconos también se fueron, también se fue gran parte de la feligresía. De las 2,000 personas solo quedaban 20.

El hombre que había hablado miro al ministro y le dijo:

– «OK PADRE», ya me deshice de los hipócritas. Ahora puede empezar su sermón, que tenga un buen día.

Deja un comentario