Todo para el pueblo, pero sin el pueblo. Despotismo Ilustrado

Feliz viernes a todos, dadle al play.

 

El despotismo ilustrado es un concepto político que surgió en la segunda mitad del siglo XVIII en Europa.

Está posicionado dentro de las monarquías absolutas y es perteneciente al antiguo régimen europeo, pero incluyendo las ideas filosóficas de la Ilustración, por las cuales las decisiones humanas deben ser guiadas por la razón.

También se conoce al despotismo ilustrado por el nombre de desportismo benevolente o absolutismo ilustrado, y a aquellos que lo ejercen se les denomina dictadores benevolentes.

Quizás a algunos os suene más su lema: Todo para el pueblo, pero sin el pueblo.

La generosidad no se encuentra en ofrecer una décima parte de lo que puedes, sino en compartir sin límites, porque siempre se puede ofrecer más.

Cuando hablamos de despotismo hablamos del abuso de superioridad, de fuerza de una persona en la relación con las personas de su alrededor.

Thomas hobbes hablaba de los derechos divinos de los reyes, mientras que Rousseau decía que el hombre ha nacido libre, pero se encuentra sujeto con cadenas.

Todo ser humano debería ser libre y tener los mismos derechos; ningún ser humano es una divinidad.

Quien abusa de las relaciones con las personas de su alrededor es indigno merecedor de ellas.

 

 

Deja un comentario