La noche fue creada para decir las cosas que no se pueden decir por la mañana

La noche fue creada para decir las cosas que no se pueden decir por la mañana.

No todo puede decirse a plena luz del día.

La intimidad que nos proporciona la oscuridad, o una luz tenue no es la misma que la que podemos obtener con la claridad del sol.

Dicen que cuando pierdes uno de los cinco sentidos, los otros cuatro se intensifican, por lo que en un ambiente de luz tenue o oscuridad perderíamos cierta visibilidad, intensificando las demás sensaciones, como el tacto o el oído.

A veces el minimalismo es bueno; con poco podemos ser felices.

Creemos necesitar objetos, o incluso personas, que a lo largo de nuestra vida solamente son complementos de los que podríamos prescindir sin ningún problema.

Pero cuando por la noche te sientas frente a alguien, le miras a los ojos, y ninguno sentís la necesidad de articular palabra, es ahí cuando entonces sabes que la noche ha sido creada para decir las cosas que no se pueden decir por la mañana.

Buenos días,

Pilar.

 

Deja un comentario