De las debilidades, surge la mayor fortaleza

Se supone que no debemos vivir con miedo a que pase algo, pero el miedo a que pase siempre será precisamente lo que nos haga querer luchar para que no pase.

Todos hemos temido alguna vez perder a alguien o que las cosas con ciertas personas cambien y todo lo que habíais construido en común se derrumbe simplemente de la noche a la mañana.

No siempre está en nuestra mano poder evitarlo, por eso, cuando nos damos cuenta de ciertos aspectos de nuestra vida que son a la vez lo que tanto tememos nos están alejando de nuestra verdadera felicidad, debemos actuar para poder frenarlos y de ese modo conseguir la plenitud total.

Porque de las debilidades, surge la mayor fortaleza.

Deja un comentario