A un hombre hay que llorarle tres días. Al cuarto, te pones tacones y ropa nueva.

We found love in a hopeless place…

¿Os suena?

Es la famosa canción de Rihanna.

We found love, Rihanna feat Calvin Harris.

Yo creo que son dos maestros. Desde luego, nunca me canso de su música por separado y mucho menos de esta canción.

Pero hoy me ha dado por ver el videoclip y he visto que había una versión con la letra en español y en inglés.

Sí, he analizado la letra. Y sí, ahora os pongo el vídeo.

El sábado por la noche, mientras estaba acompañada, se puso esta canción y la comentamos, y hace un rato me he dado cuenta de que en realidad es una canción que tiene «miga» por decirlo de alguna manera.

Ahí va el vídeo:

 

El monólogo del inicio del vídeo a mí me ha dado que pensar, así que iré comentándolo.

«It’s like you’re screaming
Es como si estuvieras gritando
 
but no one can hear.
pero nadie pudiera escucharte
 
You almost feel ashamed
Te avergüenzas
 
that someone could that be important.
de que alguien pueda ser tan importante.
 
That without them you feel like nothing.
De que sin él te sientas como si no fueras nada.
 
No one will ever understand how much it hurts.
Nadie puede entender lo mucho que eso duele.
 
You feel hopeless
Te sientes desesperanzada.
 
Like nothing can’t save you.
Como si nada pudiera salvarte.
 
And when it’s over and he’s gone
Y cuando todo ha acabado y él se ha ido
 
you almost wish that you could have all that bad stuff back
hasta desearás que todo lo malo regrese
 
so you could have the good.»
para tener al menos algo bueno.
 
 
 
¿Os habéis sentido así alguna vez?
A lo largo de nuestra vida todos pasamos por desengaños amorosos y momentos por el estilo, pero como dije en una de mis primeras entradas, «no porque algo haya acabado es malo».
Lo dije concretamente en la tercera entrada, en la de «Siempre nos quedarán los limones rojos».
Nos gusta pensar que, en el momento en el que acaba una relación o una historia amorosa, todo se derrumba, pero no debe ser así.
Como dijo María Félix: «A un hombre hay que llorarle tres días. Al cuarto te pones tacones y ropa nueva».
¡SAL A COMERTE EL MUNDO!
Esto es válido tanto para hombres como para mujeres, el género no implica ni maldad ni culpabilidad, simplemente la historia se ha acabado y ya está.
Leéis a una persona que ha tenido experiencias amorosas realmente malas .
¿Y qué?
Salí a comerme el mundo y aquí estoy.
Sí, aquí estoy, escribiendo sobre un deprimente monólogo que a Rihanna se le ocurrió añadir en el comienzo del videoclip de una de sus canciones.
Pero, y lo bien que le quedó, ¿qué?
We found love in a hopeless place.
Pues sí, encontramos el amor en un lugar sin esperanza. Un lugar en el que jamás pensaríamos que lo haríamos.
La verdadera pregunta es…
¿Is this love, is this love, what I feeling?

2 comentarios sobre “A un hombre hay que llorarle tres días. Al cuarto, te pones tacones y ropa nueva.

Deja un comentario