Me dijo: ‘El ruido de todas las ciudades del mundo no pueden tapar el sonido de mis tacones’, y yo no supe qué coño contestar a eso

 
 
«Me dijo: ‘El ruido de todas las ciudades del mundo no pueden tapar el sonido de mis tacones’, y yo no supe qué coño contestar a eso.»
 
 
 
Que el ruido de todas las ciudades del mundo no sea capaz de tapar el sonido de sus tacones, tan sólo puede significar que, en el momento en el que ella llega, todo lo demás deja de existir a su alrededor.
Y no hay nada más que contestar a eso.

 

Deja un comentario