Contéstale que sí. Aunque te estés muriendo de miedo, aunque después te arrepientas, porque de todos modos te vas a arrepentir toda la vida si le contestas que no

 
 
«Contéstale que sí. -le dijo.- Aunque te estés muriendo de miedo, aunque después te arrepientas, porque de todos modos te vas a arrepentir toda la vida si le contestas que no».
 
 
 
A veces perdemos demasiado tiempo en pensar las cosas, y no nos damos cuenta que eso es en realidad lo que nos lo quita para poder realizarlas.
Cosas que nos hacen o que nos harían realmente felices.
Actuamos muy poco y pensamos demasiado.
¡Qué manía con ser así!
No soporto cómo la gente pierde el tiempo y desperdicia momentos felices de su vida.
Sólo sabemos quejarnos y quejarnos y seguir quejándonos.
Me encantaría saber por qué tardamos tantísimo en actuar.
¿Tanto nos cuesta ser felices?

Deja un comentario