Por todas las miradas del mundo

Hace unos meses os escribía diciendo que si cuando alguien, tras tener una cita, te deja en casa y al rato te llama o te escribe, es porque le gustas.
Y eso es así.
Pues bien, a día de hoy, lo confirmo más que nunca.
Y si al día después de tener la cita te da los buenos días y te repite lo fantástica que fue la cita de anoche, es que todo está bien encaminado.
¡Cómo me gusta cuando recibo un mensaje después de que me dejen en casa!
Está claro que cuando alguien tiene interés en ti, te lo demuestra.
Porque no hay excusas que valgan.
Y ahora os dejo esta canción, porque estoy segura de que alguien me la puso ayer porque estaba convencido de que yo quería escucharla.
Porque muchas veces una mirada vale más que todas las palabras del mundo.
Porque él cree que me lee el pensamiento.
Puede que sea cierto.

Deja un comentario