«Sabes mejor que yo que hasta los huesos sólo calan los besos que no has dado»

 
 
«Sabes mejor que yo que hasta los huesos sólo calan los besos que no has dado».
 
 
 
Los besos que no damos, los besos que debimos dar, los besos que se quedaron a medias…
Ni contigo ni sin ti.
Ni contigo ni con otro.
Contigo y con otros.
Besos, besos y más besos que nunca nos dimos.
Besos, besos y más besos que nos damos hasta con la mirada.
Besos.
Porque besar a quien no quieres es algo que pone de los nervios.
Nada como un buen beso envuelto en un gran abrazo.
Porque si se pone un poco de interés… Al final te interesará tanto que llegara a calarte hasta los huesos.
Porque dos no es igual que uno más uno.

Deja un comentario