Don’t keep smiling and drink more tinto.

Tengo los mejores seres queridos que cualquier persona puede desear tener.

Tengo una familia realmente maravillosa y unas amigas fantásticas.

He de decir que mi 20 cumpleaños ha sido realmente increíble y ha superado con creces cualquier cumpleaños anterior. Y eso ha sido por el esfuerzo de mis amigas y de mi familia.

Muchísimas gracias a todos.

Ayer, al levantarme, mi madre me felicitó y me pasó a mi primo Alfonsito por teléfono.

Desde aquí, un saludo a Alfonsito, que desde ayer sé que me lees y que me tienes vigilada.

Después me llamaron varias personas más y luego me fui con mi madre a hacer unas cosas al sitio en el que vivo. Luego fuímos a comprar, y en la sección de cosmética me dijo que cogiera lo que quisiera.

Me han encantado todos tus regalos mami, los que cogí yo y los que me regalaste tú. Aunque sigo esperando que me digas de dónde sacaste las galletas rosas con forma de corazón.

Luego comí en casa con mis hermanos y por la tarde estuve tomando algo con mis amigas Bea y Bianca.

Bianca me trajo un lirio blanco, que es mi flor favorita, una funda rosa para mi móvil, un libro de Benedetti con una magnífica dedicatoria, un patito de goma (porque ya he entrado en los 20 y ya tengo un patito) y una galleta con forma de flor que me ha encantado.

Después de estar tomando algo, me fui a clase de inglés.

Al salir, me estaban esperando con una pancarta gigante en la puerta de la clase de inglés Bea, María y Bianca, sujetando una tarta con las velas de cumpleaños y cantándome el cumpleaños feliz.

María me trajo también un poema de Neruda, «Tu risa», el cual le recuerda a mí.

A parte de todo esto, Andrea me había mandado a mediodía un video que habían hecho entre las cuatro tréboles para felicitarme. Un video realmente maravilloso que me sigue emocionando cada vez que lo veo.

Sois geniales chicas, nunca había tenido unas amigas tan buenas como vosotras y cada día me confirmáis más con todos vuestros actos lo increíbles que sois tanto como personas como de amigas.

Muchísimas gracias, tréboles.

A Javier, el compañero de trabajo de mi madre, darle las gracias por el libro de Lovecraft, «El abismo en el tiempo», el cual me enseñará sobre lo que es el terror a base de sensaciones. El terror real.

A todas las personas que habéis dedicado una parte de vuestro tiempo para hacer mi día un poquito más especial y me habéis felicitado, sólo deciros que muchísimas gracias, que sois estupendos.

A mis compañeras del curso «Capitán de tu destino», muchas gracias por vuestras felicitaciones, sois maravillosas todas. Es un auténtico placer hablar con vosotras.

Y creo que esto es todo.

Si me he olvidado de alguien, que me disculpe. Pero seguro que ya se lo he agradecido personalmente.

Y como me pusieron mis amigas,

«DON’T KEEP SMILING AND DRINK MORE TINTO».

Muchas gracias por todo a todos.

Besos.

2 comentarios sobre “Don’t keep smiling and drink more tinto.

  1. Por si quedaba alguna duda, queda demostrado que tus tréboles son de matrícula de honor. Pero claro, lo bueno tiende a juntarse. 🙂 Sois muy afortunadas de poder contar las unas con las otras. Aunque eso ya lo sabéis vosotras, qué os voy a contar yo. A disfrutarlo y que dure esta alianza vegetal entre tréboles y nenúfares. 😛

Deja un comentario