Mi teoría de los momentos

Mi teoría de los momentos…

Mi famosa teoría de los momentos.

Desde hace años he ido construyendo de alguna manera una especie de teoría, a la cual denomino la teoría de los momentos.

He hablado tanto de mi teoría de los momentos que todo el que me conoce sabe a lo que me refiero.

Por esa misma razón y porque hace unos días le prometí a una persona muy importante para mí que esta semana le dedicaría una entrada a hablar de esta teoría, hoy escribo sobre ello.

Mi teoría de los momentos se definiría de este modo:

«Cada cosa tiene su momento. Si algo sucede es porque tenía que pasar, por lo que todo lo que hacemos nos termina dirigiendo a que algo suceda en un momento determinado».

Esa sería de alguna manera la definición de mi teoría de los momentos, pero como siempre que me preguntan por ella termino explicándola, hoy no voy a hacerlo de diferente modo.
Está claro que cada cosa sucede en un momento determinado, y, que si no sucede, es porque no tenía que hacerlo. Pero no todo es tan simple.
Las personas actuamos según nuestra personalidad y costumbres, pero todos nuestros actos están marcados  no sólo por eso, sino que hay unas circunstancias que influyen en nuestra manera de actuar y es posible que algo que en algún momento hiciéramos de una manera determinada, debido a unas circunstancias que están fuera de lo corriente para nosotros.
La teoría del caos, a algunos os sonará más por la famosa frase «si una mariposa bate sus alas en Hong Kong, esto puede provocar una tempestad en Nueva York», define a la perfección la idea de que todos nuestros actos tienen consecuencias.
Según cómo actuemos, esto repercutirá en nuestra vida de una manera u otra. Por eso es tan importante ir con cuidado al hacerlo, especialmente cuando estos actos implican a otras personas.
Todo lo que sucede lo hace porque así debía hacerlo. En ese preciso instante, ni antes ni después. Y, aunque muchas veces nos quejemos del momento en el que llega, esto sucede por alguna razón, por lo que lo importante es que saquemos conclusiones de todo lo que nos sucede a lo largo de nuestra vida.
Digamos que esa sería la explicación sobre mi teoría de los momentos. Pero siempre podéis preguntarme más cosas sobre ella, porque es posible profundizar mucho más sobre ella.
De alguna manera, creo que mi personalidad y mi vida en sí es una especie de teoría de los momentos. Son cosas que pienso día a día y que intento meditar para poder actuar a partir de ello.
Por eso mismo, os animo a que reflexionéis sobre esto.
Espero que a partir de ahora creéis vuestra propia teoría de los momentos.

2 comentarios sobre “Mi teoría de los momentos

  1. En la vida hay más azar que en una partida de póquer. No sé si las cosas pasan porque tienen que pasar, pero desde luego esa creencia nos permite vivir más tranquilos y reducir nuestra inquietud frente a la incertidumbre. La vida es, en esencia, entropía. Por eso elaboramos teorías y confeccionamos listas, para tratar de abarcar lo inabarcable.

Deja un comentario