Un poco de Shakespeare…

«Ser o no ser. He ahí la cuestión».

Todos conocemos esa famosa frase de Hamlet y a su autor.

Hace ya cuatro años, leí Macbeth por primera vez. Fue porque mi profesor de literatura universal nos mandó que hiciéramos un trabajo, y, como siempre, el domingo al final del día me puse a hacerlo.

Recuerdo que ni me molesté en leerme el libro antes de empezar con el trabajo, simplemente cogí la guía para hacerlo y mientras iba sacando ideas de una lectura rápida, iba completando el trabajo.

Ese profesor, el fantástico Juan Torralba, al cual he tenido el placer de encontrarme alguna vez después de haber abandonado el colegio, me hizo, si era posible, apreciar aún más la literatura.

Mi nota final en ese trabajo fue un 10. Junto con esa nota, mi profesor me puso las siguientes palabras:

«Personal, perspicaz y completo. Felicidades».

Desde entonces, decidí que era hora de comenzar a leer más obras de Shakespeare. Es cierto que todos conocemos la famosa obra «Romeo y Julieta» y las múltiples adaptaciones cinematográficas que tiene, pero Shakespeare es mucho más.
Shakespeare es mucho más. Muchísimo más que un escritor. Shakespeare es aquella persona que nos adentra en la literatura. Nos hace sentir que formamos parte de sus historias.
Todos conocemos también «El sueño de una noche de verano» o «El rey Lear», pero esa es simplemente la superficie de sus obras.
Nadie ha leído a Shakespeare hasta que no ha leído «Otelo» o «El Mercader de Venecia».
Shakespeare es uno de mis escritores favoritos. Se ha ganado el título. Lo considero un grande.
Desde aquí os animo a que leáis todas sus obras, porque todas y cada una de ellas os transportarán a un mundo totalmente diferente y de todas ellas aprenderéis cosas nuevas.
«Ser o no ser, he ahí la cuestión»…
Cada uno de nosotros decidimos lo que somos, cómo actuar y cómo queremos proyectarnos en los demás. 
Que una frase de Shakespeare sea tan conocida es por todo aquello que tiene tras de sí.
Pensad en lo que significa para vosotros.
Espero que paséis un maravilloso martes, un beso.

2 comentarios sobre “Un poco de Shakespeare…

  1. A Shakespeare lo caté por primera vez hará cosa de doce u once años, cuando recién comenzaba la carrera. ¿Tan viejo soy? Pó Dió, pó Dió. XD El caso es que me acerqué a su obra con cautela y sin entusiasmo y terminé por descubrir en ella una fuente de placer, sobre todo en sus dramas históricos, auténticas radiografías sobre Enrique VIII y otros piezas semejantes. ¡Jejeje! Al calor de esta entrada quizá ahora me anime a profundizar en el resto de su colosal legado literario.

Deja un comentario