José Luis Sampedro

Hoy quiero mencionar a uno de los grandes.

Hace un par de días nos dejaba, a sus 96 años, José Luis Sampedro.

De entre sus libros más conocidos, mi favorito es el de «La sonrisa etrusca».

¿Quién no ha oído hablar nunca de ese libro o de él?

Yo, personalmente, lo leí hace unos años, y es un libro que me gustó muchísimo. Os recomiendo que si tenéis algo de tiempo lo leáis, porque os aseguro que merece la pena.

Desde que lo leí, me he guardado siempre para mí una de sus frases. En su momento me gustó, pero con el tiempo ha ido teniendo cierto sentido para mí.

La cito:

«Recuerda bien lo que te digo, hijito; no lo olvides: las mujeres te sorprenderán siempre. Crees que ya conoces toda la baraja, desde la reina a la sota, y te sale carta nueva».

Un magnífico José Luis Sampedro la escribió en su momento, y años más tarde aquí estoy yo, citándola en mi blog para que todos podáis hacerla vuestra.

«Las mujeres te sorprenderán siempre»…

Por supuesto que siempre sorprendemos. Si los hombres os molestárais en conoceros un poco más a fondo, os sorprenderíais cada día de vuestra día con nosotras.

«…Crees que ya conoces toda la baraja, desde la reina a la sota, y te sale carta nueva».

Puedes haber conocido a cientos de mujeres, pero todas somos diferentes. Aunque sea por esa arruga que se nos forma en la mejilla al sonreír, pero nunca habrá dos mujeres iguales. 
¿Y sabéis qué es lo mejor? Que esa carta nueva que os sale es precisamente la carta que lleváis esperando toda vuestra vida. Porque siempre llega la carta que hace que consigas la mejor jugada al póker, sólo tienes que saber aprovecharla.

Creo que José Luis Sampedro ha sido un hombre de la cabeza a los pies y que se merecía una entrada en mi blog. 

Leedle, no os arrepentiréis.

Y una última cosa…

Lo realmente maravilloso de las mujeres es que somos mujeres.


5 comentarios sobre “José Luis Sampedro

  1. Sampedro, un sabio de nuestro tiempo. Tan humilde y generoso que hasta para morirse lo ha hecho a la vez que Sara Montiel y Margaret Thatcher, para pasar desapercibido. Le conozco más por su faceta contestataria que por su obra, que apenas he seguido. Su muerte será mi excusa para leerle con mayor profundidad. Y no creo que haya hombre al que las mujeres no le sorprendan. En mujeres uno nunca llega a maestro, se queda como mucho en aprendiz. Y de los malos además.

  2. Tanto Saritísima como la dama de hierro merecerían también una entrada en mi blog, pero ninguna significa tanto para mí como José Luis Sampedro.Léelo, no te arrepentirás.Bueno, estoy completamente segura de que algún hombre llega a maestro… Sólo tiene que proponérselo.

Deja un comentario