Si la vida te da limones…

Si la vida te da limones…

Si la vida te da limones, haz limonada.
¿Cómo será una limonada hecha a base de limones rojos?
¿Cómo será el color de una limonada hecha con limones rojos? Quizás al ser exprimidos, cambien de color, como cuando dejas el ratón sobre las pestañas de la fecha de cada entrada de mi blog.
¿Cómo será el sabor de una limonada hecha con limones rojos?
¿Tendrá algún poder especial o alguna cualidad que nos haga mejorar o empeorar al beber una limonada hecha a base de limones rojos?
Si la vida te da limones, aprovéchalos. No los desperdicies. Nunca sabes si la vida volverá a darte algún limón más o son los últimos que vas a tener a tu disposición.
Si los aprovechas, es posible que te vuelva a dar más limones. Y hasta puede que te de limones de colores.
Si no los aprovechas, la vida te quitará definitivamente todos los limones que te dio y se los dará a alguien que sepa aprovecharlos.
Es decisión de cada uno elegir lo que hace con sus propios limones, pero si yo fuera vosotros, no los desperdiciaría.

4 comentarios sobre “Si la vida te da limones…

  1. ¿Por qué nadie comenta en tu blog?
    ¿Te importa que no comenten?
    ¿Quieres que te comenten?
    ¿Te trae al pairo?
    ¿Cuál es la sensación de escribir todos los días sin excepción?

    Enhorabuena por mantener la determinación. Poca gente lo hace.

  2. Todos los días recibo un email de una persona comentando mi entrada de manera privada, una persona de la cual me halaga mucho recibirlo.

    Mis amigas comentan cada día lo que les parece mi entrada por teléfono, y la verdad que para lo que sé que leen, es halagador que me sigan.

    El recibir o no recibir comentarios no es algo que me quite el sueño. Es cierto que es bonito cada vez que alguien nuevo te comenta el blog, pero prefiero pensar que las personas que me leen piensan en ello para sí mismos y espero que les haya servido de algo hacerlo.

    La sensación de escribir todos y cada uno de los días depende del día, no obstante, diría que me envuelve un sentimiento de orgullo por haberme mantenido firme y no haber fallado ni un solo día.
    Hay días en los que me cuesta mucho escribir y decidir sobre qué escribiré, pero pienso en lo mucho que me gusta cuando refresco la página y veo un pedacito nuevo de este proyecto.

    Este blog nació para mantenerme firme y para trabajo personal. Hay gente que tiene un diario, yo me he hecho un blog. Me gusta leerme a mí misma cuando pasan los días e ir autocorrigiendo mis entradas.

    Muchas gracias, he de reconocer que aunque cuesta, este proyecto ha sido una de las mejores cosas wue he hecho por mí misma.

  3. El limón, fruto humilde e indispensable en toda cocina, es testimonio mudo de nuestra vida cotidiana. Nos observa desde su balda de la nevera. Quizá urda una revolución. Ojito con él.

Deja un comentario