No se trata de dormir contigo, sino de amanecer a tu lado…

No se trata de dormir contigo, sino de amanecer a tu lado…

Consiste en que lo primero que vea al abrir mis ojos seas tú. Que sigas dormido para poder ser yo quien te despierte mientras beso toda tu cara. Y que cuando te quejes porque te estoy despertando, coja mi almohada y empiece a darte con ella para que te levantes de una vez.
Que entonces tú comiences a hacerme cosquillas mientras me sujetas las manos por encima de mi cabeza y empiezas a besarme.
Por amaneceres como estos cada día, yo firmaba. 
Pero para llegar a esas dulces mañanas, antes hay que pasar la noche juntos.
Que salgáis a cenar, o mejor aún, que te prepare él mismo una cena en su casa. Que ponga un bonito mantel, o sin mantel, pero que encienda una vela y ponga flores en el centro de la mesa. Unas flores que más tarde te regale. Aunque sea una sola flor. Lo que cuenta es el detalle.
Lo mejor será la conversación que tengamos durante la cena. Cuando me hagas reír sin parar, sabrás que la cita que tantas ganas tenías de tener conmigo, está saliendo bien.
Una vez hayamos terminado de cenar, podemos ver una película. Me preguntarás cuál es la película que me apetece ver, y yo te diré que me da igual, para ver cuál escoges tú, porque sabré que la que elijas la elegirás pensando en mí.
Irás a por una manta, la cual compartiremos, y entonces nos sentaremos juntos en el sofá a ver la película que hayas seleccionado.
Si la cita es conmigo, puedes elegir Casablanca, Rebecca, Encadenados, o alguna película de ese estilo. Me ganarás.
Una vez que estemos viendo la película, si no lo has hecho aún, estaré esperando que me beses los diez primeros minutos de esta. Al fin y al cabo, lo raro sería que aún no me hubieras besado en toda la noche.
Y no sólo espero que me beses. También espero que me cojas de la mano, que me acaricies, que me digas lo guapa que estoy esta noche. Estaré esperando pillarte mientras te quedas mirándome toda la noche. Porque eso es lo que espero que hagas. Porque eso es lo que quiero que hagas.
Terminaremos de ver esa película y hablaremos durante horas. Me contarás cómo te hiciste la cicatriz que tienes en la pierna y te contaré por qué sigo durmiendo cada noche con el mismo peluche desde hace 16 años.
Me contarás cosas sobre tu vida, yo te contaré cosas sobre la mía. Charlaremos sobre cualquier cosa durante toda la noche. Hasta que el sueño nos venza y yo acabe durmiéndome mientras tú me abrazas.
Y cuando despierte, ahí estaré yo, besando cada zona de tu cara para despertarte.
Instagram: @LimonesRojos
Twitter: @LimonesRojos
Facebook: https://www.facebook.com/LimonesRojos

2 comentarios sobre “No se trata de dormir contigo, sino de amanecer a tu lado…

  1. ¿Compartir una manta? ¿Contigo? No es lo que tengo entendido. ¡Jajajaja! 😛
    Pero por lo demás, no me parece un mal plan. Picarona. 🙂

Deja un comentario