Tú tienes el tiempo que tú quieres tener

«Háblame de tu oscura habitación, de tus noches sin dormir, de tu calor. Llámame y a tu lado yo estaré, no me preguntes quién soy, pues no lo sé».

Quiero que me cuentes todos los detalles de tu vida, tanto los buenos como los malos, quiero conocer tus problemas y los mejores momentos de tu vida al mismo tiempo. Quiero verte en el mejor de tus momentos. Si me llamas, me faltará tiempo para estar a tu lado, pero si me preguntas por mí, no sabré qué decirte, porque desde que estás en mi vida no me ha dado tiempo a pensar en mí porque ocupas todos mis pensamientos.

Unas simples palabras pueden conllevar muchas más cosas de las que podemos llegar a imaginarnos. Y el pensar en la última cita que has tenido y sacar de ella todos los significados que no se pronunciaron, pero que ahí están. Todas las sonrisas, las caricias, los besos que nos dimos tienen un significado. Hasta el sexo tiene su significado según cómo se practique.
Todo tiene un significado, y no siempre tenemos en cuenta lo que no se dice, y muchas veces es incluso más importante que lo que se expresa.
¿Por qué no se habla claro directamente? Si todos fuéramos más sinceros y habláramos las cosas de manera directa seguramente tendríamos menos líos en la cabeza, pero está claro que eso conlleva arriesgarse y, aunque se pueda ganar, se puede perder, y eso no nos gusta tanto.
Yo os animo a que arriesguéis, porque una vez que lo hagáis, tendréis más posibilidades de ganar y de conseguir todo lo que queréis. Si perdéis, tranquilos, porque seguramente sea porque esa no era la persona indicada, pero ya llegará otra que cambie vuestro mundo y que os haga sonreír cada mañana.

No os pongáis limitaciones a vosotros mismos, porque os frenáis y así no hay modo de conseguir nada. Arriesgad y poned todo de vuestra parte.

reloj-de-arena

Y recordad una cosa… CADA UNO TIENE EL TIEMPO QUE QUIERE TENER.

5 comentarios sobre “Tú tienes el tiempo que tú quieres tener

Deja un comentario